MIS AMIGOS SEGUIDORES, GRACIAS POR ESTAR.

domingo, 31 de julio de 2011

MI NIÑO TIENE FIEBRE

Mi niño tiene fiebre:

Tranquilízate, la fiebre es un mecanismo de defensa contra las infecciones que ayuda al organismo a combatirlas.

En los niños el sistema de control de la temperatura no está totalmente desarrollado con lo cual pueden producirse subidas y bajadas de temperatura  en poco tiempo sin que exista una causa aparente ni repercusión o daño para el niño. Por esto es importante que sepas que la temperatura ambiente puede afectar a la temperatura interna: si hace calor quítale ropa y abrígalo si hace frío.

Pero…… ¿Qué es fiebre?

Se considera fiebre una temperatura  centras superior a 38ºC, pero no es perjudicial para hasta los 39ºC.  La temperatura normal se sitúa entre los 36ºC y 37ºC y entre 37ºC y 38ºC es los que los médicos llamamos febrícula, la cual no tiene mayor importancia si no se acompaña de otros síntomas.

Pero existen diferencias según el sitio donde la midamos, la más fiable es la rectal, pero también es la más incómoda. Actualmente existen en el mercado muchos sistemas de medida muy fiables. Es importante que sepas que las mediciones en boca, oído y axila suelen estar medio grado por debajo de la rectal y que se afectan por la temperatura ambiente. En cualquier caso debes seguir las instrucciones del fabricante y medirla al menos un par de veces para evitar errores. Si a pesar de todo no te fías tómale la temperatura rectal. Puedes emplear un termómetro digital o uno de mercurio (si lo tienes desde hace tiempo porque ya no se venden, están prohibidos por el alto riesgo de intoxicación si llegan a romperse). Si empleas uno de mercurio, sacúdelo antes de usarlo para  que la marca de temperatura baje, pon al niño sobre tus rodillas con su abdomen sobre tus muslos, así podrás sujetarlo mejor. Pon un poco de vaselina en la punta del termómetro e introduce con sumo cuidado 1 - 1,5 cm en el recto del niño. Mantenlo bien sujeto durante al menos 5 minutos antes de sacarlo. Cuando emplees un termómetro digital, el termómetro emite un pitido cuando está lista la medición.

Y si tiene fiebre…… ¿Qué hago?

Dale mucho líquido, la fiebre le hace sudar y es importante mantenerlo bien hidratado y si es necesario dale una cucharada cada pocos minutos. Mientras se mantenga hidratado no importa que coma poco, al menos durante un par de días.

Que descanse, la fiebre consume mucha energía, déjalo dormir, aunque no es necesario que esté continuamente en cama, puede jugar un rato si le apetece, pero que tenga donde tumbarse si se cansa.

Quítale la ropa. La fiebre tiene 2 fases una primera de tiritona en la que el cuerpo hace que suba la temperatura en este momento arrópalo con una manta para que se pase cuanto antes; en una segunda fase el cuerpo empieza a sudar para bajar la temperatura es en este momento cuando debes dejarlo en ropa interior o pañales para que el cuerpo libere calor de forma natural. Pero es muy importante que la habitación esté bien acondicionada y ventilada, a temperatura estable y sin corrientes de aire, ya que esto podría empeorarle.

Báñalo. Un baño en agua tibia ,NO FRIA, a menor temperatura de la que lo bañas habitualmente le puede ayudar al cuerpo a liberar calor.

Ten paciencia.  Cuando un niño está con fiebre es normal que esté cansado, de mal genio, mimoso, con sueño intranquilo,…, puede gimotear y comportarse como un niño de menor edad. Juega con él, léele cuentos, tómate la libertad de mimarlo un poco. Recuerda que no es el momento de enseñarle a comportarse, pronto se recuperará y volverá a ser el mismo de siempre.

Medicamentos. Úsalos con precaución siguiendo las instrucciones del Pediatra y en su defecto del prospecto.

Aunque estos consejos pueden ayudarte es muy importante que observes al niño detenidamente,  si lo ves excesivamente decaído, llora sin consuelo, la fiebre es alta y no le baja con estas medidas acude al médico.

De cualquier modo hay unos signos y síntomas que deben llamar más nuestra atención si se presentan, por poder relacionarse con enfermedades más serias. Por tanto, si tu hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas, es aconsejable acudir inmediatamente  al médico:

·        Rigidez de cuello y espalda.

  • Le molesta la luz (fotofobia)
  • Alucinaciones (oye o ve cosas que no existen realmente)
  • Erupción roja, manchas o punteado azul-púrpura o manchas en la piel
  • Dificultad para respirar
  • Calambres musculares
  • Vómitos y/o diarrea continuos sin que pueda beber.
  • Inflamación y dolor de garganta persistente
  • Si el niño tiene molestias al orinar, o si orina más de lo habitual
  • Si acaba de ser intervenido quirúrgicamente
  • Si empeora o incluso si no parece ir mejorando en un tiempo razonable.

Espero que os ayude. Un Saludo.  

                                                                              Doctora  Díaz


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...